¿Por qué la gente quiere vender su paraíso?

Esta cosa con Eva …

Iquitos, Tamshiyacu – lejos del mundo moderno, las vías fluviales conectan las ciudades, pueblos y comunidades. Desde la realidad de la vida más cercana a Ecuador y Brasil, los habitantes del Amazonas comparten el sentimiento de ser olvidados y desfavorecidos por el mundo. Todos los habitantes tienen una cosa en común: no pueden abandonar el paraíso, o sólo una vez que tienen “dinero”. Mientras tanto, es la televisión, que ha ido tomando lugar en el Amazonas durante 40 años, quien muestra la vida occidental que tanto desean para sí mismos.

Participantes voluntarios de intereses financieros

Las tradiciones de sabiduría, consideradas primitivas por la iglesia y por consiguiente ‘expulsadas’, parecen estar atrasadas incluso para las personas de Tamshiyacu de hoy en día. Pero son esas mismas tradiciones las que protegen su rica herencia y sus raíces espirituales. El resultado es frustración y un profundo sentimiento de privación, al convertirse en obediente ejecutor de intereses financieros.

Para subir en la escala social, destruyen la base natural de sus vidas sin saberlo. Para abandonar su realidad de vida, están dispuestos a dejarse seducir por la serpiente metafórica. Venden su base de vida para después darse cuenta de que, de ese modo, pierden su paraíso.